Warner Bros. se complace en anunciar el lanzamiento de Jack el Caza Gigantes en DVD y Blu-Ray y Copia Digital ¡Todo en Uno! el 16 de Julio.

Libres en la Tierra por primera vez en siglos, los gigantes tratan de reclamar la tierra que perdieron en su día, obligando al joven Jack (Nicholas Hoult) a entrar la batalla de su vida para detenerlos y ¡poder rescatar a la princesa!.

La pregunta es… ¿eres lo suficientemente valiente como para rescatar a la princesa? ¿Eres tan valiente como Jack? ¡Completa el cuestionario para averiguarlo!



Para celebrar el lanzamiento de la película, sorteamos un Combo Pack de Jack el Caza Gigantes (Blu-ray + DVD + Copia Digital ¡Todo en Uno!) cortesía de Warner Bros, entre todos los lectores de este blog.

Para poder participar, tan solo tenéis que contestar al cuestionario que encontraréis al final de esta entrada y deja un comentario con el resultado del mismo. ¿Estás dispuesto a averiguar si eres tan valiente como Jack?

Entre todos los participantes se sorteará una copia de la película el 5 de Agosto de 2013.



Sobre Jack el Caza Gigantes:

Libres en la Tierra por primera vez en siglos, los gigantes tratan de reclamar la tierra que perdieron en su día, obligando al joven Jack (Nicholas Hoult) a entrar la batalla de su vida para detenerlos. Luchando por un reino y sus habitantes, y por el amor de una valiente princesa, se enfrenta cara a cara con los imparables guerreros que pensaba que sólo existían en las leyendas… y tiene la oportunidad de convertirse en una leyenda él mismo. Dirigida por Brian Singer (X-Men, Superman Returns)

Reparto: Nicholas Hoult (X-Men: Primera generación), Ewan McGregor (Star Wars, Moulin Rouge!), y Stanley Tucci (Capitán América: El primer vengador).


¡Suerte a todos!


Actualización:

Siguiendo la tónica de los sorteos de este blog, he asignado un número según el orden de publicación a cada uno de los 12 comentarios, y tras pasarlos por la ruleta que es random.org, el ganador ha sido el..... ¡número 4!, esto es 81cris.

Intentaremos ponernos en contacto con el usuario y si no contesta en un plazo de 24 horas volveremos a realizar el sorteo.

¡Muchas gracias a todos por participar!


A finales de 2011, la cadena británica Channel 4, de la mano de Charlie Brooker, a quien conocí por Dead Set (miniserie que mezclaba zombis y Gran Hermano) sorprendieron a todos con otra miniserie bastante peculiar. Black Mirror se presentaba en 3 capítulos independientes, con historias que no tenían nada que ver entre ellas pero que compartían un nexo común. Todas estaban relacionadas con la tecnología actual, o mejor dicho, con nuestra nueva forma de comunicarnos. Las redes sociales, la publicidad personalizada y en ocasiones (o cada vez más) intrusiva,...


El primer capítulo, y tranquilos que no voy a spoilear nada, se situaba en una realidad inventada pero muy similar a la nuestra y mostraba el poder que podía tener una red social como twitter. Por supuesto, era algo llevado totalmente al extremo, pero era algo que asustaba porque una situación por lo menos similar sí que quizás podía llegar a pasar. 

El segundo capítulo nos llevaba a un futuro más tecnológico en el que la publicidad y los realities estaban más presentes de lo que podemos imaginarnos. Reconozco que la historia me recordó un poco, por supuesto salvando las diferencias, a cierto capítulo de Doctor Who.

Por último, el tercer capítulo nos volvía a transportar a un futuro más cercano (quizás demasiado) en el que volvían a mostrarnos lo peligroso que puede resultar el uso de las redes sociales, en la que sin quererlo, vamos colgando pequeños fragmentos de nuestra vida.

Muy similar a este último capítulo ha sido el regreso de este espejo negro. Un futuro cercano, tecnología que podría ser una evolución perfecta de la que tenemos (de hecho, si no es por el ordenador que sale o los móviles ultradelgados bien podíamos pensar que estamos en una época similar a la actual) y el peligro, o los beneficios, de las redes sociales.

No quiero desvelar nada del capítulo a los que no lo hayáis visto. Si no lo habéis hecho aún, os estáis perdiendo una historia realmente terrorífica. No es que sea una historia de miedo, o que tenga sustos. Como bien me dijo mi hermano "asusta porque es algo que podría pasar". Volvemos a compararlo con el 1x01. Quizás decir que puede pasar algo así es llevarlo al extremo otra vez (sobre todo si nos centramos en el tramo final), pero sí que es cierto que la primera mitad del capítulo podría llegar a darse.

Es una historia que nos quiere enseñar que los seres humanos, aunque nos empeñemos, no somos capaces de aceptar ciertas situaciones. En ocasiones nos es muy difícil pasar página, y si nos dan la oportunidad de no tener que hacerlo, seguro que la mayoría aceptaríamos, aunque al principio nos resultase algo difícil e incluso aberrante. 

No podría terminar la entrada sin hacer mención al desenlace, si uno lo piensa bien quizás hasta podríamos decir que es predecible. Porque las personas somos así.

¿No has visto el capítulo y por lo tanto no entiendes de lo que estoy hablando? Pues espero que todo lo anterior te motive para ir a verlo. ¿Estás listo para ver el reflejo de este espejo?


¿Es The Following el estreno del año? Pues hombre, a lo mejor tanto no, pero sí que es cierto que, con dos capítulos ya emitidos, estamos antes una serie que no pinta nada, pero nada mal. Y eso, teniendo a Kevin Bacon en sus filas es mucho decir. Que me perdonen sus fans, pero es que tenéis que verle en el primer episodio, da la sensación de que lo grabó sin ganas.


Kevin Williamson, conocido por ser el guionista de las dos primeras películas de Scream o Sé lo que hicísteis el último verano firma esta historia de un asesino en serie obsesionado con Edgar Allan Poe. Ya solo por eso a mi me cae bien (¿a quién puede no gustarle Poe?), lástima que lo use para matar a la gente.

La historia empieza con la fuga del asesino, Joe Carroll (interpretado por James Purefoy, de quien guardo un grato recuerdo sobre todo por su Marco Antonio de la magnífica Roma) y la petición del FBI para que se reincorpore al caso el agente Ryan Hardy (Kevin Bacon), quien logró capturarle la primera vez y que desde entonces está retirado por motivos, de momento, desconocidos. El capítulo da un giro inesperado al final que me ha parecido bastante interesante.


Sin ánimo de querer spoilear mucho (si eres muy sensible a enterarte de cualquier cosa sáltate este párrafo), resulta que Carroll no está solo, sino que se ha rodeado de una red de seguidores que le ayudarán a ir ejecutando crímenes a lo largo y ancho del país. Y así, sin comerlo ni beberlo, nos encontramos con nuestro ya querido patrón de "caso de la semana", con un asesino en cada capítulo al que habrá que ir capturando y que ayudarán a ir escribiendo el capítulo de un libro en el que el héroe es el agente Hardy.

Como he comentado al principio, en el primer capítulo el pobre señor Bacon lo hace rematadamente mal. La escena en la que "entra en furia" y un antiguo compañero le recrimina que ya sabía que pasaría eso me ha parecido tristísima. Por suerte en el segundo ya no se aprecian tanto estos fallos y la trama es lo bastante interesante como para poder dejar ese problema en un segundo plano.

Entre las curiosidades del primer capítulo también mencionar que la agente del FBI Jennifer Mason, interpretada por Jeananne Goossen, quien hizo de agente forense en Alcatraz, es sustituída a partir del segundo por Annie Parisse, quien interpreta a otra agente del FBI experta en cultos religiosos. En la serie lo justifican por permitir ciertas cosas en el primer capítulo (no quiero spoilear). La verdad es que no tengo ni idea de por qué la habrán cambiado. Si lo hizo mal no me di cuenta, estaba anonadado con el pobre Kevin.


Otra de las cosas que me ha sorprendido es la violencia que muestra para no estar en una cadena de cable. La Fox nos ha sorprendido a propios y extraños permitiendo escenas que nos harán apartar la vista en alguna que otra ocasión (sí, estoy hablando de la escena del cuchillo del primer capítulo). No es que sea muy explícita, pero sí que no es el tipo de violencia al que uno está acostumbrado para un canal en abierto. Mención especial a la escena mencionada antes, una con un cuchillo que se produce en el primer capítulo, si lo habéis visto sabréis a qué me estoy refiriendo (es que a mi cuando tocan esa parte del cuerpo me da mucha grimica, qué le voy a hacer). 

Y hablando del primer episodio, en mi opinión se abusa un poco de los sustos, esos de "ahora sale alguien que no te esperas y hago un ¡chan! con la música para asustarte aún más". Por suerte en el segundo capítulo, salvo un momento bastante puntual (y que se puede preveer con bastante antelación) no se vuelve a usar este recurso.

Resumiendo, The Following en un más que digno estreno y haréis muy mal si os lo perdéis. Además, no tenéis la excusa de decir que no queréis verla en versión original, porque el Canal TNT la está emitiendo en nuestro país con apenas una semana de retraso. Así que venga, todos a aficionaros a Poe y a disfrutar de The Following.

Quién me ha visto y quién me ve. En el número 16 de Zapping Magazine, fantástica revista de series online de la que ya hablamos aquí cuando se estrenó, me entrevistan en la sección "El blogger del mes" (¡muchas gracias a Nayin Costas por el ofrecimiento!)

Y encima lo hacen en el número en el que se habla del final de Fringe, mi serie favorita. Si queréis leer mis tonterías y además disfrutar de una grandísima revista, ya sabéis lo que tenéis que hacer.



Pues eso, que se acabó, ya no hay más. Por lo menos en este universo, a saber lo que pasa en el alternativo. Otro vacío que queda en el corazón seriéfilo de muchos de nosotros. 

Y una semana después de que haya terminado, por fin he podido verla. Hemos vividos las aventuras de este grupo especial conocido como Fringe Division durante cinco largos años. Hemos sufrido por si nos la cancelaban. Y vivimos un final anticipado por si pasaba eso, y es que el final de la cuarta temporada era un final de serie en toda regla, exceptuando esa extensión que metieron cuando supieron que renovaban.

Y al final qué, ¿ha merecido la pena? ¿La recomendaría? ¿Le vería de nuevo? La respuesta a las 3 preguntas es un rotundo SÍ. Y tras esto, unos pocos spoilers.


La serie ha tenido muchas críticas según iban avanzando las temporadas, y esas críticas han ido acompañadas de abandonos, muchos abandonos, que son precisamente los que nos han tenido en vilo sobre si se cancelaba o si seguía.

Como digo al principio, empezó siendo una historia sobre un grupo especial que resolvía casos extraños al estilo Expediente X, y según pasaban los capítulos, menos interesaban los misterios y más los personajes. Porque no nos dimos cuenta al principio, pero Fringe ha sido siempre una serie en la que nos contaban las vidas de 3 personas concretas y cómo se desarrollaba su extraño devenir por este mundo. Olivia, Peter y Walter estaban destinados desde el principio a hacer algo grande. Y lo han conseguido.

La primera temporada iba sobre una agencia terrorista que atacaba con extraños agentes químicos que provocaban los casos de la semana. El enemigo a batir fue David Robert Jones, que les trajo de cabeza. Y aparecieron, por primera vez, los universos paralelos. Y ya entonces Olivia sufría por la pérdida de su compañero, aunque no nos lo acabábamos de creer mucho.

La segunda temporada parecía que se iba a centrar en ese nuevo universo, pero vivimos prácticamente toda la temporada en la "normal". Entre caso y caso apareció un nuevo enemigo, los metamorfos, que podían cambiar su cuerpo para parecerse a otros. Finalmente se conoce la verdad sobre Peter y aparece Walternativo.

En la tercera temporada ya vimos lo que nos negaron en la segunda. Tuvimos capítulos en los dos universos, distinguiéndolos cada uno por el cambio de color en la cabecera de la serie al principio de cada capítulo. También nos encontramos con procedimentales, pero la serie seguía avanzando sobre esa trama a la que le costó arrancar tanto al principio. Desgraciadamente esta temporada tuvo un final que dejó todo lo que había pasado como una mera anécdota, aunque prometía un reinicio interesante para la cuarta temporada.

Una cuarta temporada que siguió dando importancia a ambos universos y con un final que dejaba claro que lo verdaderamente importante eran los personajes. Se recuperó al gran Jones y se cerraron todas las tramas que podían resultar más interesantes. Se metieron guiños a casos pasados para intentar justificar que este reinicio no había sido para tanto y se dejó un bonito final. Pero entre medias nos habían mostrado un poco de un futuro bastante extraño, un futuro que no se esperaba nadie. Y como la serie consiguió la renovación, nos adentramos en ese extraño futuro.

Una nueva era en la que los Observadores, extraños seres que hemos tenido desde el principio de la serie y que han sido los causantes de cómo se ha desarrollado la vida de nuestros protagonistas, han decidido invadir nuestro universo. Pero nuestros héroes no se han echado atrás y nos han dejado un epílogo que, a mi por lo menos, me ha gustado mucho. Cierto es que ha tenido sus altibajos (como ha pasado en casi todas las temporadas) pero el resultado final ha sido más que satisfactorio. Porque ya sabíamos cómo iba a acabar, ¿o acaso no nos lo dejaron claro con el final de la cuarta temporada? Supongo que nadie esperaba que todo se torciese en el último momento. Nos ha dejado guiños a los fans. Han recuperado a personajes. Hemos vuelto al universo alternativo. Ha tenido sus momentos dramáticos. Las despedidas de todos los personajes han sido preciosas (especialmente emotiva la de Walter con Astrid). ¡Y todo acaba bien! ¿Qué más podemos pedir?

Ha sido un gran final para la gran serie que ha sido Fringe.


Que esté con la enésima (y esperemos que definitiva) revitalización del blog, no quiere decir que este sea el único sitio donde vaya a escribir. El panda rojo es un blog un poquito friki al que hay que ir dándole también algo de vidilla. Como por ejemplo:

- La crítica de Rompe Ralph, recién salida del horno
- O la de ParaNorman, si os van más los zombis
- Tenemos las listas de todas las nominaciones, empezando por los Oscar
- Los nominados a los Goya, que el cine patrio también nos interesa
- ¡Y hasta tenemos sitio para los razzies!
- Y de vez en cuando hasta hacemos un podcast Sunne y yo

Así que ya sabéis, no olvidéis pasaros por el panda que siempre podéis encontrar cosas interesantes.


Si me escucháis desvariar en el podcast de Basura And Tv (donde intento hacer que sé de esto aunque se note que no tengo ni idea por culpa de los conocimientos de mis dos compis) sabréis que soy muy fan de las series de animación. Debemos ser 4 gatos mal contados los que llevemos Los Simpsons al día respecto de su emisión USA. Esto hace que los lunes, día que ya trae de por sí muchas series, se conviertan en una locura para mi, puesto que el domingo por la noche suele ser cuando se emiten todos los capítulos animados. Por eso me he decidido a realizar un pequeño resumen de las series que veo y así a lo mejor hasta os convenzo para que les echéis un ojo.


Los Simpsons

Qué se puede decir de esta serie que no se sepa ya. Todos sabemos que dio un bajón considerable hace ya varias temporadas, lógico también con una serie que lleva tantos años de emisión (actualmente se está emitiendo la temporada 24, que se dice pronto). Aún así, ver el capítulo semanal se ha convertido en una pequeña tradición para mi, y sigo viendo todos los capítulos que se van emitiendo. Para mi tiene todavía el punto suficiente de humor como para que me siga entreteniendo, y de vez en cuando te puedes encontrar con capítulos tan divertidos como el 24x07 dedicado, con cariño, a los Hipsters (y que me recordó a la divertidísima también Portlandia)


Family Guy

Esta, pese a tener menos temporadas a sus espaldas (temporada 11 en emisión) tiene a mi juicio bastantes más altibajos que Los Simpsons. Sin embargo la sigo viendo, y esta sí que creo que es por inercia, y porque a veces también tiene buenos capítulos. Precisamente el de esta semana, el 11x09, ha tenido momentos gloriosos que me han recordado al buen humor de sus primeras temporadas.


American Dad

Siguiendo con el amigo MacFarlane, su otra creación, American Dad, creo que está en uno de sus mejores momentos. Lo de esta serie ha sido distinto. Sus primeras temporadas fueron bastante flojas (por no decir malas) sin embargo en un momento determinado decidieron darle más protagonismo a Roger, el alienígena, permitiéndole salir del hogar usando disfraces, y la serie ganó muchísimos enteros, siendo el principal responsables del gran éxito de la serie. Pero no es el único. El resto de la familia ha ido ganando enteros y ya atesoran muy buenos momentos. De hecho, en el capítulo de esta semana, el 8x08, ha sido muchísimo mejor la parte de la familia que la de Roger (llevando su historia junto con Klaus, en esta ocasión).


Bob's Burgers

Esta es una de mis favoritas. Tardé tiempo en ponerme con ella, pero afortunadamente lo hice. La historia es de lo más sencillo del mundo. Una familia formada por Bob, su mujer, y sus 3 hijos, que llevan un local de hamburguesas. Y a los que les pasan situaciones divertidas de lo más normal. Para muestra, el capítulo de esta semana, en el que ha habido dos historias que han llevado el capítulo. Por un lado, Linda, la madre, se lleva a la hija pequeña, Louise a un seminario madre/hija para intentar entender por qué no le cae bien. Y por el otro Bob tiene que ir con Gene y Tina, sus otros dos hijos, a que depilen por primera vez a Tina. Dos historias en apariencia tan sencillas han dejado algunos de los mejores momentos de esta serie. Y es que Bob sabe que en la sencillez está la grandeza de las cosas.


Robot Chicken

Desde Adult Swim nos llega esta locura (como todo lo que emite ese canal) basada en sketches sobre la cultura pop de los años 80 interpretados por muñecos. Es de lo más raro y absurdo que he visto nunca, pero si ya peinas canas como un servidor, te lo pasarás en grande con tantas referencias a todo lo visto de pequeño.

Bonus:
Hay muchas más series animadas que sigo y que comentaré en otra ocasión, como Archer (que vuelve en breve), Ugly Americans, The Cleveland Show, Futurama, SuperJail!, Gravity Falls, la enésima versión de Las Tortugas Ninja o Ultimate Spider-Man. Además de otras que tengo pendientes aún como son Young Justice o Tron Uprising. ¡Por dibujos no será!