¡Estamos de enhorabuena! La NBC ya ha preestrenado Smash en iTunes (y creo que en yotube también, pero no me hagáis mucho caso). Vamos, que si queréis ver el piloto, ya podréis encontrarlo en (casi) todos vuestros sitios habituales de descarga. Ah sí, y el estreno oficial es el 6 de Febrero, no os olvidéis. Espera un momento, que me parece que no todos esperábais esta serie tanto como yo. Es más, me parece que alguno no sabe ni de qué estoy hablando. Perdón, perdón, que me he emocionado. Empezaré de nuevo.

Antes que nada debo avisar que soy, no fan, MUY FAN de los musicales. Y Smash, como estaréis intuyendo ya, es un musical. Pero no penséis que es algo como Glee (lo siento por los que os gusta o a los que les ha gustado alguna vez, yo nunca le he visto la gracia), para nada. Smash es algo más serio. Tiene unos personajes carismáticos, unas historias personales que pueden enganchar y una historia principal como telón de fondo fantástica.

En el piloto conoceremos a Julia Houston, interpretada por la maravillosa Debra Messing (qué tendrán las pelirrojas que me vuelven loco). En la serie interpreta a una guionista de musicales de Broadway que quiere montar uno sobre la tentación rubia, Marilyn Monroe. Exactamente. Durante la serie seremos testigos de cómo se monta un musical en el mismísimo Broadway. Para ayudarla a montarlo estarán entre muchos otros, Tom Levitt (Christian Borle), su compañero de trabajo y Derek Wills, el director del musical y quien parece no llevarse muy bien con Tom (o al revés). Este personaje es el que más me ha chocado, ya que está interpretado por un Jack Davenport al que últimamente estoy viendo mucho en la serie Coupling en un registro totalmente distinto. Para completar el reparto nos tienen preparada una gran sorpresa. La siempre increíble Anjelica Huston, interpretando a Eileen Rand, la productora del musical.

Finalmente tenemos a las aspirantes a realizar el papel de Marilyn, Ivy Linn (Megan Hilty), una veterana actriz que en principio es la favorita para el papel y su rival, la que sería la protagonista oficial de la serie (aunque protagonistas son todos) Karen Cartwright, interpretada por una ex-concursante de American Idol, Katharine McPhee. Como curiosidad decir que no ganó la edición en la que participó, aunque quedó en un estupendo segundo puesto. En la serie interpreta a una camarera cuyo sueño es ser cantante, y el musical de Marilyn puede convertirse en su lanzadera. La chica realmente tiene una voz increíble, y los números musicales son fantásticos. A mi me recuerdan especialmente a los de la película Chicago. Para los que no la habéis visto os diré que los números musicales, tanto en la película que acabo de mencionar como en la serie son mezclando el sitio real en el que están cantando (su casa, el estudio,...) con escenarios en los que se ve a todos los integrantes del número musical caracterizados en el papel, ya sea vestidas de Marilyn las mujeres o con el traje que corresponda a los bailarines que las acompañan.

Qué más puedo decir, me es imposible ser objetivo con esta serie porque el piloto simplemente me ha parecido maravilloso. Y el número final en el que cantan "Let me be your star" es sencillamente fantástico y no me canso de verlo una y otra vez. Espero, confío y deseo que la serie tenga mucho éxito y que no tengamos que estar temiendo cada poco por su posible cancelación. Ya sabéis, si os gustan los musicales, Smash es vuestra serie. Y si no os gustan, dadle una oportunidad. A lo mejor empezáis a verlos con otros ojos.

3 Responses to "Smash. Los entresijos de Broadway"

  1. Vanessa Says:

    Y yo que estaba ahí intrigada... ¿qué será, qué será? Y la otra tarde "intuyo" que canturrean y le digo a Pilar: ¿no será un musical? Pues sí, amiga, lo es. Vamos, que ahí está en el disco duro y cero ganas. Qué poco me gustan los musicales a mi...

  2. OsKar108 Says:

    Lo vi hace un par de noches y me ha gustado mucho; no soy ungran fan de los musicales (más bien no tengo demasiada cultura de ellos, pero de los que he visto, hay varios que me gustan mucho -Moulin Rouge, Cantando Bajo La Lluvia, Grease_).
    A parte de un gran acierto (y puesta en escena) en las canciones (tanto las originales -ese Let Me Be Your Star para cerrar el capítulo es una maravilla- como las no originales), me ha gustado mucho el acercamiento a los personajes y al mundo de los musicales en Nueva York (de la que hay un par de escenas en plena ciudad muy grandes).
    Con ganas de más.

    ¡Saludos!

  3. Noa Says:

    A mi me gustó mucho. Yo soy MUY fan de los musicales.Aquí hago un parón para decir que eso llamado "Glee", ni se aceeeeeeeeerca a ser un musical, me parce una broma de niñatos que toma temas a su libre ansia para hacer el ridículo. Punto.
    Sigamos.
    Me gustó porque tiene lo que pido, temas originales (y los que no, interpretados muy decentemente y con estilo) cuando tocan, bien hechos, con clase, con buenas interpretaciones y que por fin, reflejan la ilusión de los que sueñan por dedicarse a ese mundo (me recordó en ese punto a Chorus Line). Me gusta, me la quedo, y tralalá ;)

¡Venga, no te cortes y deja un comentario! :)